sábado, 14 de noviembre de 2015

Mi pequeña órbita.




¿SATÉLITE TÚ?

- Y ese toro enamorado de la luna, ese ginato gitano cale; mil poetas, cantautores, pintores y trovadores... que te rondan sin cuartel... luna, lunera y cascabelera, sí, pero... confiésalo, algo tienes de hechicera..

 

.+ Eso se llama envidia

 

.- No te creas, ¿por qué te iba a envidiar? Te lo digo de verdad, a mí me encanta la noche, aunque tú aguantes más; soy alta, desde luego, sin comparar... redonda depende de por dónde me mires; cíclica, polifásica, y lunática como la que más..., ¡¡y me encanta el mar!!

 

+ Olvidas que soy satélite

 

 

 

 

 

 

 

.

- Pues ahí le has dado, sin ánimo de eclipsar... soy satélite del verano, de la nevera, del chocolate, de ese vaquero que hace años no me entra, de la música, de la risa, de un café con mis amigas, de las tarjetas de Navidad, soy satélite de la poesía que a ti te dedican, y mucha más... satélite de los míos, del mando de la TV que nunca logro alcanzar; satélite de lo que me hace reír, satélite de los kleenex... de las trenzas, del viento del norte, de la arena que quema, satélite... es que no quiero seguir, no quiero ser tu rival; nadie me va a escribir, ni pintar, no me gustan los toros... y el gitano... tengo un payo, y me apaño. Así que... seamos adultas, mujeres; no soy celosa, y esto se puede arreglar, compartamos nuestro amante, soy generosa... me conformo con mirar.

+ ¿Te conformas con mirar?

- Lo prometo, de verdad, eso sí, noche... ¡y día!, tú te tendrás que fiar... las dos salimos ganando, el cielo… ¿qué me dices?

+ Se hace de día, os dejo... disfrútalo, sin tocar